sábado, 29 de diciembre de 2007

Paseando por Palermo

Palermo es una ciudad en donde se respira una aire ètnico especial, surgido de las sucesivas ocupaciones de la isla: fenicios, griegos, romanos, àrabes, normandos, visigodos, espanoles, ... predomina la arquitectura barroca, pero tambièn se encuentran los encantadores barrios populares del centro. Hay llovizna permanente estos dias ùltimos lo que acentùa el espiritu decadente propio de la ciudad. Paseo lentamente por los mercados y por las avenidas siempre llenas de sorpresas con un sentido teatral de la vida muy espanhol.

martes, 18 de diciembre de 2007

Proyecto 9/ 3

Por fin llegó el día de la inauguración de la expo 9/3, nueve temas vistos a través de tres lenguajes: la plástica, representada por Joaquín Montero, la fotografía, bajo el prisma de Rafa García y el texto visto por mí. Todo un éxito de público, que fue muy inteligente. Las expectativas han sido desbordadas. Declaraciones a la prensa y a la televisión (José Ramón Velasco nos incluyó en su documental como sector artístico). Presencias y ausencias significativas.

Joaquín Montero, Rafa García y yo podemos ya dormir tranquilos.

lunes, 17 de diciembre de 2007

Una tarde con María Jesús Manzanares en su caserón-estudio

La tarde del pasado martes estuve visitando el estudio de María Jesús Manzanares, una de las pocas artistas que la docencia no les ha supuesto mermar su actividad artística, a juzgar por la cantidad de obra que realiza. Me ha mostrado su obra gráfica reunida en carpetones , litografías y grabados de corte gestual con tintes estructuralistas. Ahora está realizando obra en tapices, largos cortinajes, sobre los que borda otros elementos textiles, a modo de collage, haciendo dibujos y silueteados con la máquina de coser, proceso muy estimulante, según ella, porque va “arando” la tela, que está impregnada de elementos pobres muy resonantes en la cultura agraria o popular en que María Jesús pretende entroncar este proyecto para el museo de Las Veletas de Cáceres, que espero salga adelante.

Se encuentra con nosotros trasteando con su muñeca de aquí para allá en el gran caserón medieval su hija Andrea, con la dulzura de sus cuatro años, atenta a nuestra conversación, con sus ojazos luminosos y el cabello lacio de miel. Andrea se ríe a veces por las palabras que utilizo. También a mí me hacen gracia las expresiones que emplea su madre, sobre todo aquella de la gente de la pelusilla. Finalmente María Jesús me presenta a su marido Manuel, que llega a última hora, Andrea le espera para oir su cuento.

Ha sido una tarde interesante que ha culminado con el regalo de “EL cuerpo desnaturalizado”, una exposición realizada en el Museo Vostell Malpartida en el 2003. María Jesús tiene una impronta artística propia inagotable que se vertebra a través de lenguajes diferentes, siempre intimista y lírica, en conjunción con la teluria y el arcano.

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Yolanda Pérez, accionista general del arte

Yolanda me saludó con su dulzura de siempre. Su aspecto es siempre el mismo (la conocí en la muestra “La palabra imaginada” en Don Benito, 1999), su mirada vivaz y animosa, su corbata letrista estilo Marinetti. Debe de tener un pacto con el diablo. No hace mucho que nos vimos. Fue en la pasada edición de Edita (07) en Punta Umbría. Yolanda Pérez vino de Madrid a dar la última charla del curso sobre Poesía Visual que organiza el Centro de Profesores y Recursos (CPR) de Plasencia. Fue en realidad una charla-performance toda ella en donde se hizo hincapié sobre las diferencias existentes entre el arte de acción y el teatro propiamente dicho, una de ellas es que en el happening el autor necesita que el público participe de modo que se convierte asimismo en autor. Otra más es que el arte de acción no se ensaya. Y que todo el mundo puede estar capacitado para hacerlas, no es preciso una capacitación especial. Realizamos dos acciones divertidas que fortaleció el ambiente: explotar globos abrazándose a otra persona (dificilísimo por cierto) y bajar las escaleras en grupos de tres personas de forma simultánea.

Una vez finalizada la charla, nos regaló un ejemplar de Experimenta, la revista que edita, en esta ocasión dedicada a Jokin Díez de Fortuny. Estuvimos cenando con ella Emilia Oliva, la artista María Jesús Manzanares y yo, hablamos de su vida de accionista o performer, de sus proyectos innumerables proyectos, como las ediciones de Veni Vino, una convocatoria interactiva periódica que realiza Yolanda en Madrid, bajo los auspicios del vino (una propuesta que curiosamente entronca con los encuentros poético-gastronómicos de Cal Jep que organiza Agustín Calvo y José Antonio Marcelo en su granja de Castelfollit del Boix), con el recuerdo presente de amigos comunes como Joan Casellas (considerado por ella un verdadero as del accionismo).

Una cena divertida en la que Yolanda continuó sacándonos fotos con cubiertos y cosas e improvisando acciones, entre generoso vino y chupitos de limoncello discurría hasta pasada la media noche la conversación con nuestra Yolanda lúcida, vibrante, diáfana, sencilla, cordial siempre.

Fin de semana en Badajoz en el estudio JAP

Por fin he llegado a Badajoz, tras posponer este necesario viaje algunas semanas. Mr. Jap quiere verme porque acaba de lanzar bajo su sello editorial Uziel mi último trabajo, Syntagma, relato icónico desplegable que ha editado con todo esmero. Su mujer, Mila, tras cambiar impresiones largamente, nos deja enfervorecidos en la tertulia sobre la agenda de la editorial, se nota su alegría y su luz porque va a su pueblo a ver a sus padres, de modo que Mr Jap me invita a almorzar en el restaurante japonés cercano al estudio (familiar ya para nosotros).

Mr. Jap es un joven empresario dinámico de la nueva mentalidad, una mentalidad que no abunda por estos lares, y me cuenta su audaz proyecto de establecerse unos meses en Buenos Aires, dado que Extremadura ha cubierto sus expectativas. No me imagino una separación tan larga pero de seguro le servirá para abrir horizontes.

Siempre le irá bien. Siempre estaré agradecido de que Mr. Jap y Mila confíen siempre en mí. Brindamos por esta amistad tan larga ya en años.

martes, 4 de diciembre de 2007

Julián Alonso y Palencia en el verso

Reconocí vagamente a Julián Alonso gracias a la caricatura que muestra en su página web, única imagen que tengo de él, pese al largo carteo sostenido con él en todos estos casi diez años. Ha hecho un largo viaje por la meseta desde su Palencia inolvidable hasta llegar a Plasencia para darnos una charla sobre poesía visual en el ciclo que Emilia Oliva dirige junto a Olga Cuadrado.

Interesado en los juegos de ingenio a lo largo de la historia, cultivando él mismo estas acrobacias verbo-visuales, desarrolló su exposición minuciosa (ofreciéndonos un dossier que había elaborado) catalogando diversas manifestaciones desde el collage al poema visual pasando por la poesía letrista y la poesía concreta, variedades en las que se siente cómodo, heredero de Felipe Boso y Francisco Pino, sobre todo. Precisamente, le invité a participar en el cuaderno homenaje a Pino incluido en El signo móvil que coordiné y edité este julio pasado en Zafra, una participación cuyos motivos gráficos supusieron la creación por su parte de un nuevo cuaderno de poemas visuales (DNI, 2007).

Discreto y amable, Julián Alonso habla de Palencia y de su (polifacética) obra humildemente, toda vez que, ya sentados luego de su conferencia, reposados, en una tabernilla del centro histórico, va sacando de su voluminosa maleta cuadernos y libritos encantadores, esas obras que él edita artesanalmente en su casa, regalándome su Diario de Abril, poemas correspondientes a cada día de este mes, según el almanaque adjunto, y que se inicia:

Así comienza Abril,
con esta lluvia
que nos moja por dentro
haciendo germinar viejas raíces.

Precisamente hoy martes día 4 he comenzado a leer el librito en una clase de guardia que he tenido a primera hora, somnoliento, y cuando he leído este poema, he sentido que Julián lo escribía para mí:

Duermo como en domingo
y sólo es martes.

El día me ha cogido
a contrasueño.


¿Verdad que son una delicia estos versos?

domingo, 2 de diciembre de 2007

Domingo de Diciembre

Gravita sobre la ciudad una diáfana niebla que ralea, deshilachada, con los rayos del sol mañanero, un sol tibio que asoma discreto, velando el sueño tardío y remolón, dulce y delicioso aire provinciano.