sábado, 26 de julio de 2008

Brujuleando por Zafra con Manuel Ramos

No nos veíamos desde la presentación en Plasencia de Instintos naturales , cuando ayer Manuel Ramos y yo hemos pasado la tarde en Zafra. Tras el almuerzo nos hemos tomado largamente un té en el Parador en donde me ha explicado detalles de la segunda edición de Somos dos con dignidad, libro coral de relatos y testimonios sobre la problemática de la vida en pareja y, más concretamente, sobre la violencia doméstica vista desde todos sus enfoques. Manuel ha decidido incluir una versión reducida de Mi vida Lola en el trabajo, dentro del cual, según él, Lola aporta una visión positiva, ya que es la mujer hecha a sí misma, orgullosa y firme ante los embates de la vida, que no logran derribarla.

Estos últimos meses se encuentra recabando apoyos para realizar la edición de este libro pionero en España, aunque se encuentra desamparado de patrocinio institucional (no es sorpresa) y sólo confía ya en el sector privado. Hemos coincidido que la función de un editor es el de transmitir confianza, aparte, desgraciadamente, de servir impunemente (y a veces sin comerlo ni beberlo) de paño de lágrimas a más de uno, dada la egolatría del sector artístico.

Espoleado por los plazos, Manuel es suficientemente hábil para llevar el proyecto a buen puerto, Somos dos es un volumen con un innegable interés sociológico que puede ofrecernos nuevas perspectivas y matices sobre este penosísimo problema de la violencia doméstica al menos para tomarlos en consideración y neutralizarla en la medida de nuestras posibilidades.
Publicar un comentario