martes, 8 de septiembre de 2009

Valladolid en fiestas



Animada la ciudad en sus fiestas patronales, hemos recorrido Eduardo Fraile y yo las plazas centrales tomando vino por los bares. Eduardo, gran conocedor de la industria gráfica, sostiene que en la evolución última de la imprenta, del off-set al digital, sólo ha prevalecido el criterio de eficacia en costes y rapidez pero no el de calidad, de modo que con todos los recursos a nuestro alcance, aún no se ha conseguido reproducir los valores gráficos de los incunables.

Como dos buenos umbralianos, hemos paseado por la ciudad en la noche revisitado los ambientes que Umbral recrea en sus novelas y que tienen como referente estas calles.



Esta mañana del 8 (fiesta local aquí) nos hemos reunido con Rafael Marín, poeta visual y editor de las plaquettes P.O.E.M.A.S., cuya serie desde 2008 he tenido el honor de recibir de sus manos. Uno de los libros de Rafael, Sonetos, ha sido editado por Eduardo en Tassonville. Tras sus gafas, Rafael parece un visionario de la poesía experimental, dinámico y bonachón, es un entusiasta y luminoso conversador. Les he hecho firmar a ambos su parte correspondiente del libro Cinco Miradas (Universidad de León, 2009), regalo con que me honra Eduardo Fraile.

Y así, entre humo de cafés y estética modernista, en animada conversación con dos grandes poetas, hemos pasado la mañana provinciana descolgada del calendario tras los rescoldos de la noche anterior.
Publicar un comentario