jueves, 27 de agosto de 2009

Giroscopio vuelve a orbitar



Ya ha salido de máquinas el segundo número de Giroscopio, el boletín de poesía experimental basado en la palabra. Añadiendo un módulo horizontal se ha infundido una estructura más plástica, a la que contribuyen la marca de agua y el color amarillo eléctrico del papel de este número. El efecto mural del boletín es ahora palpable y esto es una variable a tener en cuenta para transladarlo al formato digital. Cada medio o canal ofrece determinadas posibilidades expresivas propias, y creo que en ese sentido Giroscopio potencia muy bien el medio del papel, consiguiendo resultados exclusivos de este formato.



Se dan cita catorce autores. La parte gráfica la ocupan el uruguayo Clemente Padín, César Reglero y Samuel Montalvetti (Buenos Aires), habiendo participado en los textos Francisco Aliseda , Marta Bellés (con un poema concreto), Eddie J. Bermúdez Agustín Calvo, Eduardo Fraile , la salvadoreña Nora Méndez, Emilia Oliva, Josep Sou (en texto bilingüe español-catalán), Gustavo Vega, y dos nuevos autores semi-inéditos, gravitando en la blogosfera: MJ Romero y Leo del Mar, paisanos de Natalia, que figura como secretaria a nivel consultivo y administrativo del boletín.


Estoy muy satisfecho con el trabajo realizado, Paco - Artrex se ha afinado en la impresión de nuevo. Espero que pronto tenga versión digital para poderla hacer más versátil, mientras tanto Giroscopio sigue su travesía dando voz a expresiones dispares, hermanando la Península Ibérica con Latinoamérica para compartir experiencias bajo una misma lengua. Unidos por siempre, como nunca ha dejado de ser, por la palabra.

lunes, 24 de agosto de 2009

Alfanhuí, niño nómada de trigo y meseta

Deliciosa fábula castellana que no he dejado de leer desde que tenía unos trece años, de nuevo por enésima vez vuelvo a zambullirme en la magia de sus páginas para recoger nueva savia que siempre mana de esta novela de Sánchez Ferlosio de ecos cervantinos en donde expone el recorrido vital de un niño fundado en la convivencia con la naturaleza y sus colores en un mundo onírico lleno sin embargo de un realismo en donde todo tiene su razón de ser, poblado de personajes enigmáticos y errabundos.

sábado, 15 de agosto de 2009

Escala en Valladolid y aperitivo con Eduardo Fraile




Recalo en Valladolid una noche sin tiempo apenas entrevista, honda provincia de atardeceres y ensueños evanescentes. Brujuleo tras el desayuno a la mañana siguiente visitando la regia catedral y sus calles centrales de amplios bulevares soleados, toda la atmósfera sumida en un tempo peculiar fundados en una placidez y retardo castizos.



Eduardo Fraile me invita a vino en un café en la flamante hora del aperitivo. Es un hombre de perfil romántico en su barba, espigado y fraternal que deslía una conversación ágil y cálida en la que se dan cita su labor editorial (Tassonville ediciones) su propia poesía (experimental) al folklore y a su casa asediada por los libros que él mismo produce.

Eduardo me revela que el Fróndor, emplazamiento umbraliano, está inspirado en el Parque Campo Grande del centro de la ciudad. Lo he visitado pero cualquier parecido (de las novelas de Umbral) con la realidad (de ese parque) es pura coincidencia. Es de ver la sublimación de la realidad a través del arte. El filtro de la literatura es realmente fascinante.

martes, 11 de agosto de 2009

Las ermitas del vino

Cual recoletas ermitas del vino, severas en su sobriedad se muestran risueños como gorriones de barrio los chigres de Asturias, modestos enclaves tabernarios que ponen su contrapunto al aire mondaine y sofisticado de las ciudades asturianas. Pasado su período de esplendor, los chigres representan secuelas de una estética deslucida que sobrevive tenaz a la huella de diseñadores. Ajados y oscuros, cubiertos del aire de conversaciones desvaídas como el orbayo que dulcemente les asedia, se ofrecen humildes al encuentro del paisano que con el fervor de un extraño culto pagano siempre las visita.

domingo, 9 de agosto de 2009

Oviedo plata y azur

Señorial y distinguida, Oviedo se ofrece grata al viajero, entorno galante y cuidado la ciudad es de aire versallesco y cortés en su trazo laberíntico de calles que desembocan en cómodos bulevares siempre aseados y discretos esperando la llegada reticente del sol. Gracias a Natalia Oviedo me habita y me hace guiños fraternos que se cuelan en mí, reconociéndome en ellos con dulces augurios de amaneceres.

martes, 4 de agosto de 2009

Todos los caminos conducen a Santiago de Compostela



Severa y colosal arquitectura de piedra milenaria venerada desde tiempo inmemorial, ciudad eterna de gentes diversas y aromada de la picaresca estudiantil, Santiago es una ciudad fuertemente castiza y a la vez, a medida que se van recorriendo sus calles descifrando el ambiente peregrino, se nos ofrece una ciudad sin tiempo conformada por la aportación de todos los viajeros que se vinculan a ella, siendo entonces su personalidad de rancio foro de encuentro la ciudad vivida entre todos, configurada por todas las aportaciones que a ella confluyen desde todos los puntos del planeta.