domingo, 28 de marzo de 2010

Burgos, piedra y leyenda





Domingo errático paseando por Burgos, visito la tumba del Cid y de Doña Jimena en la Catedral, Rodericus Campidoctor se hace llamar. El puente que lleva a su propia plaza, la plaza del Cid con su regia estatua ecuestre, está flanqueado por sus fieles seguidores en cada contrafuerte, entre los que se encuentran su lugarteniente siempre fiel Alvar Fáñez y el obispo Jerónimo, alejado de concilios para abrazar más ardorosamente la espada, según se deduce del poema.


Publicar un comentario