miércoles, 29 de junio de 2011

La residencia de turistas confusos

Habito en un hostal fantasma de escueto diseño que cada día se llena de nuevos vecinos invisibles cuyo rastro se revela en las toallas que cuelgan en los balcones llenando de una festiva presencia la seca impresión de esta residencia de turistas perdidos en la confusión de la isla. Al volver en la noche hay luces, se oyen radios  y gente sentada al fresco en los balcones, dándole a la escena un aire de improvisada verbena.
Publicar un comentario