lunes, 1 de octubre de 2012

Interludio otoñal





Suenan los violines del otoño mecidos al viento en esta isla de higueras milenarias, despertando a los faunos que danzan al son de un latido telúrico, envueltos en la inquietud azul de los olivos.


Llegan los bronces añejos del otoño tiñendo atardeceres, evocando salones abandonados y nostalgia de lo porvenir cuando se destrenza calmoso el tiempo lustrando de amaneceres el horizonte siempre dinámico, abrazando nuevas realidades.

Publicar un comentario