sábado, 13 de abril de 2013

Pechakucha Badajoz, una noche en el club de las ideas

¿Qué pasaría si entrases en un club de la zona de la Plaza Alta en Badajoz para disfrutar de la noche y fueran sucediéndose sobre el escenario diversos speakers para hablaros de sus proyectos entre proyectores de luz, pantallas gigantes de diapositivas?. Si añadimos la sala llena de público tomando copas, hablando y moviéndose por la sala tenemos el Pechakucha Night que se desarrolló en la Sala Aftasí de Badajoz el pasado viernes 12 desde las 9 y media hasta la medianoche.

El Pechakucha Night es una especie de franquiciado de la comunicación con un formato rígido de microcharlas de 20 diapositivas cada 20 segundos, debiendo durar 6'40 minutos según escribe Alejandro Hernández Renner, gran animador socio-cultural, quien añade que tal palabreja deriva de una expresión onomatopéyica del japonés ...(aunque podría caber también de alguna expresión dialectal extremeña).




Organizado por la incombustible periodista Concha Hierro, se subieron al escenario de la Sala Aftasí, sede del Pechakucha un puñado de ponentes para hablar de sus ideas y proyectos en el ámbito artístico y empresarial.

Cloti Prieto y Elena Campos hablaron de su proyecto Arcón, un dispositivo icónico que permite a personas impedidas comunicarse con su medio. Catalina Hoffman siguiendo el hilo de asistencia social, presentó su centro Vitalia para atender a los mayores desde un enfoque más emocional y enriquecedor para ellos. Por otra parte, La Asociación Segundo Asalto trata de dignificar la vida de adolescentes de Badajoz en situación de marginalidad desde la creatividad.

José Luis Quiñones expuso su peculiar viaje a Groenlandia junto a diversos jóvenes a través de la Asociación Shelios. Francisco Hinojal desde el Instituto tecnológico de Extremadura (ITAEX) trató del estado de experimentación desarrollado actualmente sobre los alimentos extremeños.

Tiago Gaio (director ejecutivo de la I Muestra Tecnológica de Bioenergía en Portugal) trató de la potencialidad de la bioenergía actualmente. Jorge Velez desde Portalegre con Tempo sem fin planteaba diversas estrategias de dinamización turística desde lo interdisciplinar y transmediático. Ema Pires, representante de la Asociación Pedexumbo de Portoalegre, persigue también sensibilizar sobre el patrimonio con su Festival Andanças. Mientras que el coacher Juan Parra trató de la necesidad de empatizar con el medio para desarrollarse personal y empresarialmente.

Tomando una copa y departiendo amigablemente estuve con la novelista (y paisana) Inma Chacón, quien nos presentó el largo camino por los derechos sociales de la mujer desde los inicios de la sociedad industrial.





En el terreno eminentemente artístico, Gloria Domínguez, Mamá Bombón, nos presentó su línea delicattesen de bombones. Domingo Vera (con quien compartí luego copas hasta la madrugada por el  barrio viejo de Badajoz) nos habló de su producción a través del arte pop para implicar al público, finalizando el acto con la charla del dibujante Miguel Órrego sobre la producción de anime (dibujos animados) para pasar a proyectar su delicioso corto El vendedor de humo.

Hubo un significativo carácter fronterizo simbólico (nuevo modelo de comunicación) y física, gracias a la presencia de nuestros vecinos portugueses (con servicio de traducción en presentaciones) haciéndose del mestizaje y la frontera el eje conceptual del Pechakucha 2 de Badajoz, por lo que esperamos no sólo que siga operativo para futuras ediciones sino que cunda el ejemplo y arraigue en otras sedes diversas, arborizando el mestizaje y la vanguardia que guían al Pechakucha.

viernes, 5 de abril de 2013

Encuentro y diálogo. Arte contemporáneo español en Badajoz

El  Museo de Arte Extremeño e Iberoamericano (MEIAC) de Badajoz, durante estos días está siendo la primera estación de una serie de exposiciones itinerantes que recorrerán varias sedes extremeñas hasta finalizar en navidad de este año 13 bajo el mismo proyecto, consistente en mostrar la colección de arte contemporáneo del Parlamento y del Gobierno de Extremadura.


El discurso está muy bien construido en torno a cinco ejes temáticos que vertebran y aglutinan espacial y teóricamente esta muestra.




El primero de estos ejes temáticos es arte y naturaleza (obviamente de carácter paisajístico) para pasar a polis (espacios urbanos de hoy) y a continuación el bloque de mito e identidad (obras que reconstruyen o proponen diversos conceptos en relación al ideario colectivo extremeño).

El cuarto bloque se recogía bajo el título presencias y ausencias (obras de naturaleza conceptual y metadiscursiva) y en el quinto y último (más por un cierta línea temporal) poéticas del fragmento en donde se presentan obras de autores últimos caracterizados por un discurso postmoderno e industrial, en donde se reflexiona sobre diversos lenguajes artísticos partiendo del conceptualismo de los años 60 del siglo XX, basado en la desmaterialización del objeto artístico.

La muestra no olvida algunos de los más representativos artistas de/ en Extremadura (entre otros muchos de otras áreas) desde la segunda mitad del siglo XX (se inicia con la obra regionalista de Godofredo Ortega Muñoz), el arte siempre arriesgado de Wolf Vostell, hibridando fluxus y casticismo desde su amada Malpartida de Cáceres donde residió y estableció familia, fundando su propio museo), o Juan Barjola y su expresionismo agresivo.

Aparte de estas tres figuras, los artistas seleccionados se encuentran aún en activo prometiendo mucha batalla como la exquisita gestualidad de tintes culturalistas de Hilario Bravo, el neo-impresionismo de Javier Fernández de Molina, el neopuntillismo de Lourdes Murillo y, siguiendo en su generación, el (también) pacense Alonso Gil, cuya obra urbana, recoge principios del decollage y la poesía visual, al igual que el placentino Javier Roz, de nueva hornada junto a Ruth Morán, que en sus obras suele recoger la gestualidad dentro de estructuras constructivistas.



La colección de arte contemporáneo del Parlamento y del Gobierno de Extremadura que se está exhibiendo en el proyecto Encuentro y diálogo es muy digna y recorre una serie de artistas suficientemente consolidados para avalar la propuesta.

Sin embargo, se ha hecho sobre un fondo fijo (el mencionado depósito). No sobre un fondo dinámico (obra expuesta ex-profeso bajo consulta), y el público que conozca la trayectoria de estos artistas se dará cuenta de que (en algunos casos) la obra exhibida de alguno de ellos, aun teniendo la dignidad propia de la ocasión, no es de las mejores obras de su taller.

Como el propio proyecto indica en su título, Encuentro y diálogo fomenta la reflexión y el intercambio. Es todo un lujo encontrarnos con una muestra así y poder dialogar a solas ante todas estas obras sobre la vida y el arte que no dejan de sugerir y que sin cesar nos interrogan.