domingo, 21 de septiembre de 2014

Felipe Zapico Alonso, poeta obrero en El Convento




Felipe Zapico Alonso es un hombretón leonés  transterrado en Badajoz de aspecto bonachón y goliardesco que mira el mundo a través de su barba homérica con socarronería y acidez, como refleja su poesía contestataria y contracultural en su verso funambulesco.

La tarde del sábado 20 venía a recitar sus poemas en las Jornadas de poesía y arte combativos organizadas por el Ateneo Libertario de Zafra junto a otros autores. Antes del acto recorrimos en visita guiada El Convento CSRA (sede del Ateneo, muy bien gestionado por los chicos de la organización), en donde pudimos disfrutar con este amigo de sus impresiones  sobre este magnífico espacio en el centro de la ciudad, lugar que le sugirió tantas ideas, tras fotografiarlo todo.

Fue un placer escuchar la realización sonora del texto que publicó con nosotros en Giroscopio4 aparte de otro puñado de textos que fue desgranando en una secuencia poética de gran contenido social declamados en performance o poesía sonora muy particular donde la sintaxis se dislocaba y creaba efectos de ácida comicidad en su ritmo. 


Junto a él actuó la perfomer Coco de Mérida, que representó dos cuadros escénicos llenos de patetismo sobre la vejante situación de la mujer en México y Oriente Medio y otros poetas que se unieron en jam poética como Silverio con su poesía reivindicativa de derechos sociales, al igual que Tete Cohete y el intimismo existencial de Yochabel Ramos entre otros.



Felipe y yo dimos fin a la velada saludándonos al filo de la medianoche saboreando un pic-nic en El Convento en medio de un ambiente campamental y artístico potenciado con su presencia, hoy una de las más notables figuras de la poesía social en España. 

Felipe Zapico, goliardesco poeta contemporáneo en su verso satírico es un auténtico obrero del verso.