domingo, 27 de septiembre de 2015

La primera lluvia de otoño



Perezosa en la tarde se destrenza la lluvia como una dulce salmodia de ocaso desvaído en el jardín sorprendido de su propia luz, violines estremecidos de otoño, maderas viejas que se acompasan en esta serena cadencia de llovizna en la penumbra.

La primera lluvia de otoño me hace recordar estos versos que escribí el siglo pasado y que siempre retornan puntuales, consignando el ritual de las estaciones, sagrado presagio:


Se deshila del cielo
una lluvia blanda y humilde
llena de mansedumbre,
tenue rumor de alfileres
cuidando temeroso
de no despertar el sueño de los hombres.

Llueve.

Llueve sobre el gran silencio del mundo.


viernes, 25 de septiembre de 2015

Teatro de la resistencia. La especie dominante de Agustín Iglesias



Fue muy grato encontrarnos de nuevo los amigos para disfrutar de una velada teatral en Los Santos de Maimona el pasado jueves 24 de septiembre.

La especie dominante (Escenas cotidianas de la Gran Recesión), obra escrita y dirigida por Agustín Iglesias se estrenaba en la Sala Guirigai en una co-producción entre Teatro Guirigai  (de la que es director Agustín) y la compañía chilena Teatro de la Frontera (dirigida por Óscar Salinas), la cual reivindica en su trabajo la identidad socio-cultural de la minoría mapuche, comunidad aculturada en Latinoamérica por diversos colonizadores, lo cual entronca con el espíritu de resistencia crítica y existencial de este drama.  

La obra está planteada en diversas secciones/situaciones agrupadas temáticamente en torno a la deshumanización del sistema de mercado que degrada y erosiona nuestra dignidad, interpretado muy intensa y contundentemente por Rocío Salazar, Yovany Ferro, Christopher Rodrigo, Gabriel Araya y Nicol Catherine Ríos quienes en su acento chileno infundían una nota de transnacionalidad en su mensaje, fuertemente empático, reforzado por la proyección audiovisual de Nacho Vilaplana que preludiaba cada acto, planteando en este drama cotidiano (al que alude su propio subtítulo) una ácida revisión de las pautas neoliberales sobre los que se asienta nuestro mundo occidental, de tal modo integradas en nuestro modo de ser (y en nuestro propio lenguaje) que nuestra vida se rige en función a parámetros mercantiles, alienando al individuo quenavega en la constante incertidumbre de alcanzar sus objetivos manteniendo sudignidad como he publicado en Madreselva, teniendo en cuenta sobre todo que cualquier derecho democrático rebota inútilmente contra el búnker de la realidad empresarial, dejándonos desamparados a los ciudadanos, por lo cual la obra reivindica por añadidura la restauración de los principios democráticos vulnerados continuamente.  

Una obra dura, ácida y conmovedora que se cierra con la paradoja del propio sistema invalidándose a sí mismo como salida a una crisis programada cuya solución es la acción colectiva.

Agustín Iglesias logra un gran éxito desde su posición comprometida de aire marxista y siempre arraigada en su profundo humanismo, abanderando causas sociales y, artísticamente, de una manera muy coherente y natural ahora en su última obra La especie dominante

sábado, 19 de septiembre de 2015

Noche de galardones del CIT en el Teatro de Zafra.


Había muchas expectativas el viernes 18 en la Gala anual del Centro de Iniciativas Turísticas de Zafra. Había mucha expectación desde que Juan Tomás Rayego asumiera hace unos meses la presidencia intentando ampliar su proyección infundiéndole un nuevo aire con una nueva directiva (en la que he tenido el honor de ser nombrado vocal junto a otros amigos). 

La noche del viernes 18 se realizó la gala en el Teatro de Zafra desde un planteamiento escénico muy vivo impulsado desde el grupo Exteatro (que dirige igualmente Juan Tomás Rayego) para entregar los cuatro galardones. 

El primero, entidad del año al Club DeportivoEl Bellotín por seguir batiendo marcas deportivas a todo lo largo y ancho de España. Personalidad del año correspondió a Manuel Méndez Zama por su gran labor de documentación gráfica y audiovisual. Un nuevo título, reconocimiento a título póstumo correspondió al siempre añorado empresario y filántropo Don Manuel Pérez  (recogido por su hijo Manuel) para finalizar con el periodista Juan Carlos Acosta Venegas como Churretín de pro.




Un show muy ágil,intentando mantener alto el ritmo y las emociones con números musicales, cuadros de baile, sketches y  piezas cómicas que puso en pie todo un gran equipo lleno de energía y unidad. Una velada encantadora que prosiguió en el lunch posterior a la gala en el Mercado de Abastos, un espacio abierto que simboliza bien el ánimo de convivencia y diálogo que desde ahora Juan Tomás Rayego ha impulsado desde la nueva etapa del CIT bajo su dirección.