martes, 28 de febrero de 2017

Luis Gordillo, el estructuralismo vital




Las muestras retrospectivas de un artista nos permiten observar la coherencia de su discurso a lo largo del tiempo, como la que ofrece en estas fechas el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de Sevilla con la Confesión general del sevillano Luis Gordillo (1934), una recopilación de su obra en la que se aprecia la persistencia del estructuralismo a través de diversas manifestaciones que ayudan a matizar y precisar su idea, enriqueciéndose de significados a medida que avanza su trayectoria.


 Luis Gordillo se inicia en un estructuralismo donde la secuencia se hace parodia o discurso sarcástico de la realidad, debido a la influencia del arte conceptual de los años 60 (con la fuerte presencia del pop art en su versión crítica). El mismo uso de la secuencia estructuralista la hará derivar en torno a los 90 hacia un sentido existencial mediante sus laberintos de evocación orgánica y biológica, en donde el artista se pregunta por el significado y el origen de la propia persona, confundida en un magma del que brota la vida.




La base lingüística del estructuralismo, que apunta al texto visual, está en la raíz de la obra de Luis Gordillo quien avanza, desde el planteamiento político y social (en donde cabe la ironía) de sus primeras obras hacia la búsqueda del origen del hombre, en una dimensión íntima y existencial. 


Confesión general la exposición que ahora se muestra supone la cartografía progresiva de esa secuencia donde el lenguaje lo es todo, principio y fin de los laberintos de Luis Gordillo, vistos retrospectivamente como un organismo siempre vivo. 


domingo, 12 de febrero de 2017

El océano sinfónico de Romantic Trío


Foto: Pepe Santana


Escoger el repertorio de un grupo es fundamental no sólo para marcar su línea de trabajo sino también para potenciar sus capacidades técnicas, como pudimos escuchar con Romantic Trio, el grupo de cámara que ofreció Juventudes Musicales de Zafra en su concierto de abono de los Sábados Musicales en su sede habitual del Pabellón Central del Recinto Ferial de Zafra, calentando una tarde muy fría con su cálida marea musical.


RomanticTrío es la unión de tres espíritus europeos: el ruso de Gennady Dzyubenko (piano), el genio italiano representado por  Pierfrancesco Fiordaliso (violín) y la nota del casticismo español de Jossep Bassat  (violoncello). 

El trío interpretó un repertorio muy homogéneo de composiciones del romanticismo musical europeo: Haydn, Rachmaninov, Kreisler, Falla y Grieg junto a unos pasillos populares (al compás de ¾) de la tradición musical ecuatoriana que pusieron (por contraste) una nota colorista al océano musical europeo, denso y líricamente embravecido, que el trío supo interpretar con gran temperamento, haciendo sumergirnos en las sutiles elegías de los temas, rematando con un vis de un pasaje del Peer Gynt de Grieg que dio broche luminoso a un concierto muy intenso lleno de los grandes paisajes y elegías oceánicas del exquisito romanticismo europeo.