viernes, 5 de septiembre de 2008

Olhäo y Tavira, ciudades plateadas y marinas

Olhäo, ciudad extensa, menestral y pesquera, de laberíntico barrio antiguo, vibra de actividad y mercaderías.




El asentamiento romano ha dejado huella en el poblachón de Tavira, con su muralla de mampostería, igual que el río que la cruza, una ciudad custodiada de iglesias de recónditas sacristías y torres de vigilancia.




En la tarde, visita a Fuzeta, recoleta aldea con mercadillo y a Cacela Velha, diminuta población de pescadores con espigada iglesia.

Publicar un comentario