sábado, 30 de enero de 2010

El ensueño épico de la luz

Este largo invierno preñado de lluvias y penumbrosas conversaciones de brasero permite ahora disfrutar de una tregua azul en la que el agua ha purificado el aire inaugurando una realidad auroral remontando un mundo de severos reinos que huelen a trashumancia animado por juglares. Los montes sueñan en la mañana ungidos en la misma luz heroica de los cantares de gesta.
Publicar un comentario