martes, 12 de octubre de 2010

Lola Crespo arañando poemas en la gramática

Integrada en el colectivo sevillano Enredados en la madeja, Lola Crespo junto a sus compañeros, tiende una tela de araña entre las columnas de Hércules en la Alameda, sirviendo de pórtico al III Festival Perfopoesía que Cangrejo Pistolero organiza durante esta semana. La tela de araña albergará los textos de las personas que quieran sumarse a la iniciativa, constituyendo el conjunto una crisálida multicolor y polifónica, dentro de una dinámica que parece mutua a la de su primer libro, Gramática malva, presentado hace unas semanas y dedicándome ella mi ejemplar, cuyo título no responde a una sugestión del maestro Juan Ramón Jiménez sino a la simpatía por este color de nuestra común amiga MJ Romero, poeta asturiana inquietante y noctámbula (participante ya en el Giroscopio2).


Lola Crespo ha planteado una serie de poemas en su libro que atienden a la enunciación de la realidad desde el propio acto de la creación literaria estructurando su libro en seis partes correspondientes a los diversos elementos del acto de comunicación: emisor, receptor, canal, código, mensaje (e información en las últimas teorías lingüísticas), de modo que tiene un sentido metatextual a lo largo de sus páginas,

Fuimos gramática cosida al deseo,
impulso binario de una primavera quebrada.

                                                        (p.43)

Y de estos versos de su libro parece nacer también la inspiración del montaje que ha realizado su colectivo Enredados en la madeja, como decíamos, porque finalmente ¿qué otra cosa es esa voluntad vital encarnada en la red de expresiones apresadas en el instante sino la tela de araña que ahora preside la Alameda?.
Publicar un comentario