jueves, 31 de mayo de 2012

Arden las aulas extremeñas: fuera los interinos, los jubilados salen gratis

Recientemente todos hemos podido leer en los diarios que el ministro de educación ha declarado que “sobran” docentes en la educación pública(como si fuéramos muebles viejos, cosificándonos, si bien el ejemplo y los valores que encarnan los profesores nunca están de más, sino que actualmente están de menos), cuando precisamente aquí, quien sobra es el propio ministro. Gran parte de la prensa asume dicho vocablo despectivo también en su lenguaje, sin reflexionar sobre sus consecuencias. En fin.



Fuente: cvexpres.com

Como los despropósitos no viajan solos, y les salen competidores por lo malo, ahora el gobierno extremeño viene a aportar una medida surrealista, sin duda inspirada por el ministro. Estos días estoy leyendo en el periódico


http://www.hoy.es/v/20120525/regional/profesores-jubilados-podran-volver-20120525.html  (Hoy, 25 mayo)

http://www.hoy.es/v/20120529/regional/estudio-interno-senala-sobran-20120529.html  (Hoy, 29 mayo)

http://www.hoy.es/20120529/local/psoe-cifra-entre-despidos-201205291507.html  (Hoy, 29 mayo)

http://www.hoy.es/v/20120530/regional/educacion-ahorra-millones-contrata-20120530.html (Hoy, 30 mayo)

que el gobierno extremeño, desde la consejería de educación y cultura, está estudiando despedir varios centenares de profesores interinos de la enseñanza pública, al par que restaurar en el aula la figura del profesor emérito, jubilado ya, que trabajaría voluntario, con el objeto de ahorrar presupuesto.

Esta situación de trabajar gratis (en cualquier gremio) supone insultar a cualquier profesional que se gana la vida con su trabajo, es dar a entender que su trabajo no vale nada ( ¡ y esto lo sostiene la propia empresa que los emplea! ), con el agravante de que, mientras el supuesto trabajo de los profesores eméritos jubilados no se remuneraría, el de los otros compañeros fijos sí, llegando a crearse de esta forma una desigualdad injustificada muy lesiva entre los docentes.

Puestos a pensar y a ser justos, debería haber una remesa de jubilados eméritos en todos los trabajos para ahorrar dinero a las empresas y, ya que no se les pagaría por su trabajo a aquellos docentes eméritos (porque el conocimiento, por lo visto, tampoco vale nada), me gustaría que hicieran lo mismo

en otras actividades productivas y no tuviéramos nosotros que pagar teléfono, hipotecas, alimentos, espectáculos, libros o el periódico de cada día … Viviríamos de gratis total y la vida sería mucho más soportable.

Espero que toda esta información haya sido la broma de pésimo gusto a la que nos tienen acostumbrados desde hace algún tiempo estos políticos (sí, de un humor bastante dudoso) y finalmente el gobierno extremeño tenga a bien rectificar cuanto antes su estrategia. Por su propia dignidad.


Publicar un comentario