domingo, 26 de abril de 2015

Los tres cerditos visitan La Nave del Duende con Arbolé Teatro



Cuando vi el cartel supe que la tarde del 25 no podía faltar a la sesión infantil de La Nave del Duende en el Casar de Cáceres. Se iba a representar Los tres cerditos, el cuento que cada noche nos contaba nuestra madre a mi hermano y a mí cuando éramos pequeñines. Como siempre (recuerdo) nos dormíamos antes de que mi madre  lo finalizara, por lo que tenía  grandes lagunas argumentales en mi mente que al fin han sido compensadas.


Revisar la realidad desde otro punto de vista siempre es un ejercicio grato si quien nos ofrece la perspectiva tiene la delicadeza suficiente como para abrirnos una nueva dimensión, como es el caso del titiritero Iñaqui Juárez en nombre de la compañía aragonesa Arbolé teatro, que representó la historia sirviéndose de marionetas accionables con juegos de voces muy apropiados, con todos los ingredientes necesarios dentro de un lenguaje escénico esencial muy ingenioso a través de un escenario tripartito donde se desarrollaba la acción secuencial protagonizada por los tres cerditos hermanos: Cochinillo (el vago) Gorrinico (comilón) y Tocinete (inteligente), quienes viven su vida apacible en la granja hasta que descubren que su padre ha sido sacrificado para hacer chorizos y, horrorizados, se niegan a ser transformados en embutidos y huyen al bosque en donde tiene lugar el traumático encuentro con el lobo que, desalentado por el ingenio de los cerditos (reunidos secuencial y progresivamente en casa de Tocinete), abandona en la histeria a sus presas, que celebran seguir con vida, pero sobre todo se alegran de haber vencido al feroz depredador, que migra hacia otras tierras.

Una tarde risueña que hizo disfrutar a todos los niños y mayores que abarrotaba la sala casareña La Nave del Duende con este montaje de Arbolé, muy edificante en los tiempos que corren, y sin duda,  se advierte en esta aventura de hermandad porcina un discurso soterrado trasunto de la situación contemporánea. No en balde Los tres cerditos es un clásico y hace que estas obras infantiles sean de interés general para todas las edades. Muy recomendable para disfrutar una tarde encantadora y alegre. 
Publicar un comentario