martes, 1 de enero de 2008

Cefalù y Agrigento

Cefalù es un encantador pueblo de pescadores que hoy es destino turìstico, con un extraordinario Duomo. Tiene el sabor de los pueblos de la costa portuguesa del Algarve. Las calles son estrechas y el paseo es cordial. He estado almorzando esplèndidamente en un restaurante con una galerìa acristalada junto a la playa, viendo las gaviotas, la làinea del mar que se confundìa con el cielo plomizo.

Asì he despedido el anho de una forma inolvidable.

Y he comenzado el 2008 visitando Agrigento, con tremendas pastelerìas por toda la ciudad provinciana y montuosa, por lo que existen varios planos de altura comunicados por sugestivos callejones flanqueados por casas ruinosas.

Como era el primer dìa del anho todo estaba cerrado, no habìa nadie para ayudar y las cosas no funcionaban, sensaciòn que se ha disipado al volver a las calles bullentes de vida, de las que se han retirado ya los chicos los petardos atronadores.
Publicar un comentario