La vida en sesión continua

Los gatos, al disponer de siete vidas, no se dan cuenta del valor de una sola de ellas.
1